Realmente me daría inmensa pena el morir y no disfrutar de las bellezas que, personas como mi hija, tendrán por enseñarme... Por eso estoy aprendiendo a disfrutarla un poquito más mientras estoy en la tierra de los mortales junto a ella...

2 comentarios

Entradas populares de este blog