Graduacion Noviembre 2009

Como muchos de los que están presentes aquí lo saben, en estos días cumplí 40 años, realmente no dolió, ni siquiera me recuerdo mucho de aquel día… paso como un flash de un día normal. Pero desde entonces he estado en un proceso de cambio en la actitud, siento que me comencé a despedir. Tengo la media de la edad de vida promedio a nivel mundial y completé, estadísticamente el 50%, por lo que ahora me estoy devorando el otro cincuenta.

En este ajetreo mental me he acordado de un montón de historias, recuerdos y anécdotas que han hecho de este paso fugaz de vida, un milagro espectacular. He conocido apersonas maravillosas como a mi esposa y mis hijos, como a mis padres que son, a parte de padres, buenos seres humanos, a mi familia política (incluida mi suegra), a mis amigos y compañeros de trabajo diario en la UCT, a mis compañeros de clase y a ustedes amigos estudiantes que hoy completan una parte importante de sus sueños.

He conocido parajes fantásticos, y con muchos de ustedes pudimos viajar al norte, al sur, al este y al oeste en busca de una razón para amar más al Ecuador, y encontrándola fácilmente en la risa del compatriota a la vera del camino.

He saboreado dulce, muy dulce como los confites lojanos, y acido muy acido como un tiradito de merlo en Perú, también junto ustedes.

He recordado como al caer la noche miramos juntos las estrellas mientras hacíamos la evaluación de giras, y otras veces cuando nos robamos el frescor de la mañana, justo cuando el día nos daba su primer aliento.

Juntos descubrimos que podemos vencer el miedo, juntos descubrimos que somos capaces de volar tan alto como lo soñáramos, juntos hemos hecho hasta hoy un equipo difícil de vencer.

Hoy nada más parece entonces que estamos listos para jugar en otra dimensión, como cuando estamos con los juegos electrónicos tan, pero tan concentrados y hemos podido llevar a Mario y Luigi a otro nivel. Juego extra y premio incluido.

Los entrenadores cambiaran, espero que muchos de ustedes sean su propio entrenados pronto… muy pronto. Pero más allá de todo espero que recuerden los valores que develamos juntos durante el día de entrenamiento. Creo que muchos de estos valores me los trajo a colación mi hijo Matias, de 10 años, quienes muchos de ustedes también conocen ahora que está aprendiendo a usar el correo electrónico y va teniendo su maestría en reenvío de cadenas cuando me recuerda que Algunos de los mejores momentos de la vida son:

Enamorarse.

Reírse hasta que te duela la panza.

Encontrar miles de mails cuando vuelves de las vacaciones.

Manejar por algún lugar lindo.

Escuchar tu canción favorita en la radio.

Acostarte en tu cama y escuchar como llueve afuera.

Salir de la ducha y que la toalla este calientita.

Aprobar tu último examen.

Recibir una llamada de alguien que hace mucho no ves.

Una buena conversación.

Encontrar dinero en un pantalón que no usabas desde el año pasado.

Reírse de uno mismo.

Llamadas a la medianoche que duran horas.

Reírse sin motivos.

Escuchar accidentalmente que alguien dice algo bueno de ti.

Despertarte y darte cuenta que todavía podías dormir un par de horas.

Escuchar la canción que te hace recordar a 'esa' persona especial.

Ser parte de un equipo

El primer beso.

Hacer nuevos amigos.

Sentir cosquillitas en la panza cada vez que ves a 'esa' persona.

Pasar un rato con tus mejores amigos.

Ver felices a las personas que quieres.

Usar el sweater de la persona que te gusta y que todavía huela a su perfume

Volver a ver a un viejo amigo y sentir que las cosas no han cambiado.

Mirar un atardecer.

Tener a alguien que te diga que te quiere.

Si están de acuerdo sonrían, si piensan que hay algo más envíen otro e-mail que con gusto que lo mandaré nuevamente a mi hijo.

Ahora que estoy cerrando mi otro 50% entiendo mejor que aún tengo tiempo para hacer algunas cosas, tocar el saxofón, recorrer más montañas, amar a más gente…. De aquella como ustedes. No hay adiós para el amor, sino un abrazo permanente que espera ver en su día a día un logro y una sonrisa, por ello gracias por sonreír, gracias por ser UCT y gracias por construir su concepto de felicidad con nosotros…

Gracias

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog